TURQUÍA LANZA ATAQUES AÉREOS SOBRE KURDISTÁN SUR

Aviones de combate turcos despegados desde Amed llevaron a cabo una serie de ataques en el Sur de Kurdistán (Bashur), al norte de Irak, esta pasada madrugada. Según los informes iniciales, los ataques aéreos fueron dirigidos contra las Zonas de Defensa de Medya y las cercanías del campo de refugiados de Shengal (Sinjar). Numerosas localizaciones han sido bombardeadas en las Zonas de Defensa de Medya, incluyendo Çiyayê Direbî, Kozînê, Balayan y Çiyayê Nasir. Según fuentes locales, los bombardeos aéreos en la región de Makhmur continuaron a lo largo de la madrugada y los residentes del campamento tomaron las calles para protestar contra los ataques. Según la información desde el terreno, los bombardeos han provocado un incendio en las tierras agrícolas de los alrededores del campamento.

Durante los bombardeos en las regiones de Shengal y Khanasor se atacaron varias localizaciones, entre las que destaca el hospital Serdeşt. El bombardeo, que comenzó a las 00:00 hora local, continuó durante toda la madrugada. El sonido de los aviones de guerra se escuchó incluso desde la ciudad de Dêrik, en Rojava. Se informa de que hasta 20 aviones de combate se han unido a la agresión después de que decenas de aviones despegaran de Amed.

El ataque aéreo contra Makhmur duró 40 minutos

Tras los ataques, continuaron los vuelos de reconocimiento sobre la región.

Desde el 17 de julio de 2019, el KDP y sus peshmergas han restringido de forma arbitraria la libertad de movimiento de los más de 12.000 residentes del campamento de Makhmur. Nadie tiene permitido atravesar el punto de control en tanto que hay impuesta una prohibición de entrada y salida de la zona de la región autónoma. El campamento permanece aislado de facto del mundo exterior.

Las fuerzas de seguridad del KDP justifican este embargo como una medida preventiva tomada a causa del asesinato del agente del servicio secreto turco (MIT). Osman Köse, vicecónsul turco y oficial de inteligencia para el Kurdistán del Sur, fue asesinado a tiros en un restaurante de Hewlêr el 17 de julio de 2019. El embargo se impuso contra el campamento de Makhmur casi inmediatamente después del asesinato, que se atribuyó entonces a simpatizantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Las fuerzas de seguridad señalaron como los presuntos responsables del ataque a un grupo de hombres que no tenían ninguna conexión con el campamento de refugiados. Dos de ellos, Muhammed Beşiksiz y Mazlum Dağ –que se negaron a firmar las confesiones preparadas–, fueron condenados a muerte por un tribunal de Hewlêr (Erbil) en febrero. Sin embargo, el gobierno autónomo insiste en mantener el embargo contra Makhmur.

Makhmur es el hogar de los refugiados que fueron forzados a abandonar sus poblaciones en la región del Botán en Bakur, en el Kurdistán del Norte, a causa de la represión del Estado turco en la década de 1990. Después de años de odisea y peregrinación entre varios campamentos, en 1998 estos refugiados fueron finalmente asentados en el límite del desierto. Hoy Makhmur es una ciudad pequeña que, a pesar de la pobreza, las constantes amenazas y los ataques, es un lugar de paz y de autodeterminación colectiva.

El gobierno turco ha denominado en reiteradas ocasiones al campamento de Makhmur, bajo la protección oficial de las Naciones Unidas, un “campamento militar” y lugar de retiro para el PKK, exigiendo su clausura.

Han habido repetidos ataques fatales contra Makhmur, tantos que incluso un día después de la imposición del embargo el campamento fue bombardeado por las Fuerzas Aéreas turcas. Dos personas resultaron heridas entonces. El PDK justifica estos ataques por la influencia del PKK, que asegura que se mantiene allí. El Estado turco legitima sus ataques haciendo referencia a estas mismas declaraciones. El partido de Barzani está dando a Turquía poco a poco la potestad en el Kurdistán del Sur. A finales del año pasado, el coordinador de la asistencia jurídica internacional del PDK llegó a afirmar que había “grupos militares” en Makhmur, y que no permitirían que “las organizaciones o los organismos de gobierno local elegidos volvieran a ocuparse de la administración cotidiana de la población y a prestar servicios básicos”.

La Oficina de Prensa de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (HPG) emitió un comunicado sobre los bombardeos aéreos masivos de anoche en las zonas de defensa de Makhmur, Shengal (Sinjar) y las Zonas de Defensa Medya en el sur de Kurdistán (norte de Irak).

Las HPG enfatizaron que no había movimiento o actividad de las fuerzas guerrilleras en las regiones de Makhmur y Shengal que fueron bombardeadas por aviones turcos la noche del 14 de junio.

La declaración expresó que «Estos ataques no son diferentes de la mentalidad genocida del ISIS». También indicaron que las guerrillas no sufrieron pérdidas como resultado de los ataques aéreos en las Zonas de Defensa Medya controladas por la guerrilla.

La declaración de las HPG dijo que «El estado turco ocupante ha llevado a cabo ataques aéreos en las zonas de defensa de Medya, el campo de refugiados de Makhmur y Shengal. El ejército invasor afirmó en los informes distribuidos a través de los medios de comunicación bajo su control que los ataques contra Makhmur y Shengal fueron dirigidos contra el PKK. El estado turco invasor busca encubrir las masacres que comete distorsionando la verdad sobre los ataques que han tenido como objeto a la población civil que protege sus tierras y las fuerzas de autodefensa que ellos mismos han formado».

“Lo que hace Turquía no es diferente de la mentalidad del ISIS”

La declaración también destacó que «La verdadera cara del estado genocida turco ha sido expuesta una vez más por estos ataques contra nuestro pueblo en el campamento de refugiados de Makhmur, un pueblo que huyó en los años 90 de las atrocidades del estado turco ocupante, y del pueblo yazidí en Shengal que han resistido y luchado contra el ISIS en los ataques de 2014. El estado colonialista turco, que no reconoce un solo valor y logro de los kurdos en ninguna parte, ha estado llevando a cabo ataques flagrantes con varias excusas. Estos ataques apuntan a los logros del pueblo kurdo y otros pueblos de la región. Estos ataques contra los pueblos de Makhmur y Shengal, que se han resistido al ISIS, no son diferentes a la mentalidad genocida del propio ISIS».

“No hay movimiento guerrillero en las áreas atacadas”

Las HPG aclararon que no había actividad o movimiento de las fuerzas guerrilleras en las áreas atacadas, y agregó: «Cualquier ataque de los ocupantes contra el pueblo kurdo y sus logros en cualquier parte del Kurdistán será respondido por nuestras fuerzas con la mayor ferocidad».

Zap, Avashin y Xakurke fueron bombardeados

HPG anunciaron los detalles de los ataques dirigidos a las Zonas de Defensa de Medya a las 00:05 el 15 de junio de la siguiente manera:

“Aviones de combate bombardearon las áreas de Sida y Mártir Rüstem en la región de Zap, el área de Werxele en la región de Avashin, el área de Sinine en la región de Xakurke y las áreas de Şehidan y Zergele en la región de Qandil. Nuestras fuerzas no sufrieron bajas como resultado de estos bombardeos».

 

El Congreso Nacional de Kurdistán (KNK) condenó los ataques de Turquía contra zonas del Kurdistán iraquí

Los bombardeos apuntaron contra  las Zonas de Defensa de Medya y las cercanías del campo de refugiados de Shengal (Sinjar). Los ataques afectaron las localidades de Çiyayê Direbî, Kozînê, Balayan y Çiyayê Nasir.

A continuación publicamos el comunicado íntegro del KNK:

¡Turquía está atacando Kurdistán, sus aviones de guerra están bombardeando Kurdistán!

Desde el primer minuto del 15 de junio, a medianoche, 60 aviones de guerra del Estado turco bombardearon 81 locaciones, incluidas áreas civiles, en Makhmur, Sinjar, Qandil, Zap y Xakurk. La prensa turca, como siempre, intenta legitimar los bombardeos indicando que fue contra “terroristas”.

En Kurdistán del Norte, el estado turco uso cada mecanismo estatal para prevenir que el pueblo kurdo participe en la política democrática. Más de 100 municipios administrados por los kurdos les han removido los co-alcaldes, junto a muchos parlamentarios y administradores locales fueron enviados a prisión. Sin embargo, estos ataques no se limitan solo a Kurdistán del Norte. Turquía está profundizando la ocupación en tierras sirias e iraquíes. El silencio de organismos internacionales como la ONU, la Unión Europea, la Organización para la Cooperación Islámica, los estados regionales, y Estados Unidos y Rusia, solo envalentonan al Estado turco. Turquía quiere hacer una ocupación permanente en Rojava (norte de Siria) y en Kurdistán del Sur (norte de Irak), tal como hizo en Chipre años atrás.

El Estado turco está extendiendo la ocupación de Kurdistán bajo el gobierno del AKP/MHP. Ellos están atacado las áreas liberadas de Rojava para prevenir  cualquier logro de estatus para los kurdos. Los ataques turcos contra los kurdos del norte de Alepo, en Afrin, en Serekaniye y Gire Spi eran todas áreas liberadas de organizaciones como Al-Qaeda, Al-Nusra y el ISIS. En la lucha contra el ISIS, los kurdos en Rojava estaban en una coalición no oficial con los EEUU y la Unión Europea en el este del Eufrates y con Rusia en el oeste. A pesar de esto sociedad, el estado turco y grupos como el ISIS, atacan y ocupan ciudades en ambos lados del río Éufrates.

El bombardeo del 15 de junio fue parte de un plan previamente trazado. La cabeza de la Organización de Inteligencia Turca, Hakan Fidan, visitó secretamente Irak el 11 de junio, donde él discutió el ataque con el gobierno federal y el gobierno Regional de Kurdistán. Ambos gobiernos aún no han dicho nada sobre el ataque.

Nosotros creemos que la Coalición Internacional contra el ISIS, y Rusia,  fueron informados antes del ataque. Su silencio y el hecho de que no hayan objetado el uso del espacio aéreo iraquí, significa que aprueban el ataque.

Una de las locaciones bombardeadas fue el campo de refugiados Makhmur, que se encuentra a 60 kilómetros de Erbil y es el hogar de 15.000 civiles. Las personas que viven en el campamento son refugiados que huyeron de Turquía en los años 90, después de que sus aldeas fueron incendiadas por el estado turco. El campamento fue establecido por la ONU en 1998. El estado turco bombardeó este campamento a pesar de estar bajo la protección de la ONU. La ONU debe cumplir con sus responsabilidades para con el campamento y evitar los bombardeos turcos allí.

Otra ciudad bombardeada fue Sinjar, el hogar de los yazidi, que fue atacado por el ISIS en 2014; miles fueron asesinados, 5000 mujeres yazidi fueron secuestradas y vendidas como esclavas sexuales. Miles de estas mujeres y niños aún están desaparecidas como resultado de los ataques. Los yazidi de Sinjar que están aún recuperándose del ataque del ISIS, ahora están siendo sometidos a los bombardeos del estado Turco.

Las Naciones Unidad, EEUU, el gobierno Iraquí, el Gobierno Regional de Kurdistán y la Unión Europea son todos parcialmente responsables por estos ataques en Siria e Irak.

El estado Turco ha ocupado tierras de Siria e Irak y está además usando sus espacios aéreos como desean. Esto es una clara violación a los principios de auto determinación y la soberanía de los estados de Naciones Unidas.

El derecho internacional impide que los estados interfieran en los asuntos internos de los demás estados y usen la fuerza. Con esto, los estados que amenazan la paz y la seguridad mundial deben ser sometidos primero a sanciones económicas y diplomáticas, y luego a sanciones militares si es necesario. El estado turco continúa infringiendo todos estos principios.

Todos los estados que tienen relaciones bilaterales con Turquía y permanecen en silencio, son parcialmente responsables de los ataques y de los daños causados. Por lo tanto, son estos estados los que necesitan tomar una posición.

Turquía está cometiendo crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Estos crímenes ya no deberían ser tolerados por la comunidad internacional. Es necesario adoptar una posición contra los crímenes del Estado turco en Siria, Irak y Libia.

Turquía está apuntando a los kurdos, a todos los pueblos que viven en Kurdistán y a su geografía. Los kurdos, asirio-caldeos, cristianos, yazidíes, musulmanes y todas las minorías étnicas y religiosas en Kurdistán están bajo la amenaza de genocidio. Hacemos un llamado a todos para que se unan al pueblo de Kurdistán y contra estos ataques.

Congreso Nacional de Kurdistán

15 de Junio, 2020

Rojava sale a la calle a reclamar contra ataques turcos

Miles de personas en Rojava condenaron los ataques de invasión del estado turco en el campo de refugiados de Maxmur, las áreas de defensa Medya, y en Shengal.

Las acciones tuvieron lugar en Çilaxa, Tirbespiyê, Til Koçer y Til Birak en la provincia de Qamishlo, así como en Til Temir en la provincia de Hesekê y el cantón de Sheeba.

Çilaxa

Cientos de personas marcharon en Çilaxa, provincia de Qamishlo. Los activistas corearon consignas que condenaban al estado turco. También llevaban pancartas que decían «El estado turco fascista es una amenaza para todo el mundo».

El ejecutivo del Consejo Provincial, Abdullselam Ebas, se dirigió a los manifestantes y expresó: “Los ataques al Kurdistán del Sur coincidieron con el aniversario de la masacre de Seyfo llevada a cabo por los abuelos de Erdogan. Estos ataques son un mensaje para todos los pueblos de la región».

Tirbespiyê

La acción en Tirbespiyê, provincia de Qamishlo, comenzó frente al edificio de la organización Kongreya Star. Cientos de personas marcharon llevando fotos del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan, así como pancartas que condenaron los ataques del estado turco.

La marcha llegó frente al edificio del Movimiento Revolucionario Juvenil. Hablando allí el miembro del Consejo General del PYD, Silêman Ereb, dijo que el estado turco está tratando de evitar la unidad nacional kurda, pero aseguró que no tendrán éxito.

Til Koçer

Se organizó una marcha en Til Koçer, provincia de Qamishlo. Cientos de personas se unieron a la acción condenando tanto los ataques llevados a cabo por Turquía como el silencio de la comunidad internacional. Se hicieron declaraciones en nombre del Consejo de Familias de los Mártires, el Consejo Provincial de Til Koçer y Kongreya Star.

Til Temir

En Til Temir, provincia de Hesekê, miles de personas se reunieron para protestar contra el estado invasor turco. La acción fue organizada por el PYD y Kongreya Star.

Frente a las instalaciones del Consejo de Familias de los Mártires se colocó una enorme pancarta que decía «Turquía es una amenaza para la seguridad de todo el mundo».

El co-presidente del Consejo Provincial de Til Temir, Ciwan Mela Eyob, dijo que el estado turco es una amenaza para la humanidad y agregó: «El estado turco tiene como objetivo extender una guerra civil entre las fuerzas kurdas, ya que propaga el terrorismo en toda la región».

Shehba

Miles de personas Afrin y Shehba también se reunieron en Ehdas. Los activistas, que portaban pancartas denunciando los ataques de la invasión turca, también corearon consignas contra el estado turco. Gulê Cafer, de Kongreya Star, dijo: “El estado turco ha estado ocupando Kurdistán y matando kurdos durante más de un siglo. ¿Cómo puede todo el mundo guardar silencio sobre esta masacre?».

Rihab Cibo, de la Unión de Mujeres Libres de Shehba, también criticó el silencio de las instituciones internacionales contra los crímenes del estado turco y prometió que la gente continuará resistiéndose.

Tel Birak

Se realizó una marcha en Tel Birak para condenar los últimos ataques turcos. Hablando en la manifestación, el co-presidente del Consejo Provincial de Til Birak, Abdulselam Hesani, dijo: “El estado turco está llevando a cabo un genocidio contra el pueblo kurdo frente al mundo. Y el mundo permanece culpablemente silencioso».

Qamishlo

En Qamishlo, miles de kurdos, árabes y siríacos han protestado bajo el lema “No a la ocupación de Turquía y el ISIS” en una manifestación multitudinaria contra la ofensiva a gran escala del Estado turco contra Bashur.

El co-presidente del PYD, Ayşe Hiso, declaró en un discurso que los ataques turcos contra las zonas de asentamientos kurdos se llevan a cabo con la “intención de exterminar”, y que están dirigidos contra todos los pueblos de la región.

“El Estado turco se está vengando por lo del ISIS, que fue derrotado por la resistencia de nuestra gente”, dijo Hiso, condenando el silencio del gobierno autónomo de Bashur y el gobierno central iraquí. Ni Hewlêr (Erbil) ni Bagdad han hecho declaraciones sobre los ataques transfronterizos de Turquía.

Girkê Legê

En Girkê Legê se llevó a cabo una marcha desde la plaza Şehîd Xebat hasta el centro de la ciudad. Numerosas personas marcharon con banderas de los diferentes partidos políticos en el Norte y el Este de Siria y pancartas con fotografías de los mártires de la revolución de Rojava. Al final de la protesta se declaró que los “esfuerzos de ocupación” de Turquía no aplastarán la resistencia de los pueblos.

Til Hemîs

En la protesta que se llevó a cabo en Til Hemîs, el co-presidente del Consejo Popular del distrito, Heyal Xiwêr, señaló que Turquía está convirtiendo todo Oriente Medio en zona de guerra. El político condenó los últimos ataques contra Bashur, que afectaron especialmente a los supervivientes del genocidio del ISIS en Shengal.

Kobanê

En Kobanê, miles de personas se concentraron en la plaza Mujer Libre y marcharon hacia el paso fronterizo que lleva al distrito de Suruç, en Urfa. Una vez allí, realizaron una manifestación junto a la frontera turca y Ahmed Şêxo, del Consejo Ejecutivo del PYD, tomó la palabra. Şêxo señaló la complicidad de los estados europeos con los ataques y las masacres de Turquía, sin importar donde tengan lugar. “Quien permanece en silencio es cómplice”, dijo.

Felek Yusif, de la Coordinadora del Movimiento de Mujeres Kongreya Star, hizo un llamamiento a la resistencia global contra los ataques del Estado turco.

Campamento Washokani

En el campamento Washokani, donde viven más de diez mil desplazados de Serêkaniyê (Ras al-Ain) y Girê Spî (Tal Abyad), se llevó también a cabo una manifestación contra los ataques de Turquía contra Bashur.

Aleppo

Numerosas personas tomaron también las calles en el vecindario kurdo de Sheikh Maqsoud (Şêxmeqsud), en la gobernación de Aleppo. Suad Hiso, de la institución Mala Êzîdîyan (Casa Yazidí), dijo: “Los ataques de Turquía no son, al fin y al cabo, distintos de los del ISIS. La mentalidad es la misma. El Estado turco quiere completar lo que el ISIS no pudo terminar. Su objetivo es acabar con nuestra gente”.

Fuente: Firat News/Postimage

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s