estás leyendo...
Eventos

Turquía bombardea Sinjar y asesina a Mam Zekî Şengalî

Ayer, 15 de Agosto de 2018, Turquía volvió a demostrar su carácter genocida bombardeando a un convoy de personas que regresaban de zonas cercanas a las montañas de Sinjar, durante la celebración del aniversario de la Masacre de Kocho (ISIS masacró a una ciudad entera como parte del Genocidio Yezidí. En el convoy se encontraban miembros y líderes  de las fuerzas de Defensa Yezidí, YBS (Yekîneyên Berxwedana Şengalê) y miembros de instituciones políticas, entre los que se encontraban Mam Zekî Şengalî, resultando muerto en dicho ataque. También resultaron heridos de diversa consideración entre ellos Mazlum Shingal, Harbo (Miembro del Consejo de la Autoadministración Yezidí). Hay otras dos personas muertas a consecuencia del ataque, que todavía no han sido identificadas.

MResultado de imagen de ismail ozdenam Zekî Şengalî (Ismail Ozden) fue un líder político del PKK desde sus inicios en la década de los 80 y miembro del Comité Ejecutivo. Históricamente, Turquía tuvo una gran población Yezidí, pero disminuyó con el tiempo, y el estado turco casi destruyó por completo la comunidad Yezidí en la década de 1980 durante sus campañas de represión y persecución de kurdos. A consecuencia de dicha persecución es entendible porqué una gran parte de yezidíes en Turquía integraron las filas del PKK. Uno hijo de Mam Zekî  fue asesinado en Turquía en 1990.

 

En el 2014, la población de Sinjar fue abandonada de forma deliberada y militarmente planificada por las fuerzas Peshmergas del KDP. Abandonadas a su suerte y con un puñado de personas pobremente armadas pudieron resistir al asedio del ISIS y evitaron que tomaran las montañas donde se habían refugiado miles de personas. En aquellas horas de extrema necesidad, las fuerzas de Defensa YPG/YPJ y PKK llegaron a la región de Sinjar desde Siria, donde se abrieron camino con intensas luchas hasta llegar a las montañas de Sinjar, pudieron abrir un corredor de seguridad para evacuar a las personas. Dicho esfuerzo y sacrificio salvó la vida de hasta 100.000 personas Yezidís. Las fuerzas de defensa kurdas YPG y HPG (PKK) proveyeron de seguridad a la región durante los años posteriores, posibilitando que la población regresara a sus hogares y conservaran su territorio. Posteriormente el pueblo Yezidí pudo desarrollar su propia autoadministración e incluso su propio sistema de autodefensa.

Mam Zekî Şengalî era un hombre muy conocido y respetado en muchos círculos Yezidís. Él mismo como Yezidi, visito Sinjar en el pasado, antes del genocidio. Regresó a Sinjar cuando comenzó el genocidio y acampó en la montaña para supervisar y coordinar la ayuda humanitaria y otras formas de apoyo. Bajo su liderazgo se distribuyó gran cantidad de ayuda humanitaria alimentaria y sanitaria a los desplazados que permanecieron en Sinjar, además de que contribuyó activamente a la creación de escuelas para niños y personal con profesores.

Según testimonios de muchas familias que permanecieron en las montañas, la ayuda humanitaria alimentaria provenía del PKK, siendo la única ayuda que habían recibido jamás, además de no haber recibido visitas de ninguna ONG ni apoyo gubernamental en la zona. Llegaban cargamentos masivos de harina entrando en Sinjar desde Siria para alimentar a miles de Yezidís que no recibían ayuda de la comunidad internacional ni de EEUU. Por otro lado mientras que el PKK y afiliados hicieron lo que pudieron para devolver la vida a estas familias, el KDP impuso un bloqueo económico para matarlas de hambre, evitando que la ayuda humanitaria llegara a la población e impidiendo la reconstrucción.

Mam Zekî, además de supervisar la ayuda alimentaria, médica y escolar, ayudó a crear instituciones administrativas autóctonas y resolvió muchos conflictos locales y medió en rivalidades en Sinjar. Pertenecía a la tribu yezidí Chilka y la gente lo describe como un hombre que se veía así mismo como Yezidí primero, antes de miembro del PKK. Estuvo muy cerca de las figuras significativas de su comunidad y todo el mundo lo conocía y lo respetaba. Ayer, Turquía asesinó a este hombre al que tildaban de “terrorista” basándose en la inclusión del PKK en la “lista del terror”. Cuando Turquía ataca a un convoy de yezidís compuesto por personas que lucharon contra el Estado Islámico nos debería hacer considerar seriamente quiénes son los terroristas. Dicho ataque se produjo en la propia Sinjar, no en la frontera Siria. Muchas personas conectan dicho ataque a un discurso realizado el día anterior  por el primer ministro iraquí Abadi en Ankara, interpretándolo como una luz verde dada a Turquía para atacar al PKK en Sinjar. No es la primera vez que Turquía bombardea posiciones en Sinjar. El 25 de abril de 2017, bombardeó posiciones de las YBS, pero los Yezidís fueron capaces de evacuar sus bases y no resultó en bajas. Los aviones turcos dispararon contra una base peshmerga por error, matando a varios KDP peshmergas. Autoridades Yezidís, preocupados por este incidente se reunieron con funcionarios estadounidenses para pedirles protección, como resultado de ello funcionarios del departamento de estado les dieron garantías de que no permitirían que Turquía bombardeara Sinjar de nuevo. El 23 de Marzo de 2018, Erdogan advierte que el ejército turco atacaría Sinjar y el PKK anuncia la retirada de sus guerrillas, dejando atrás las fuerzas locales de YBS. Tanto Mazlum como Man Zaki permanecieron en Sinjar.

Con el ataque de ayer a Sinjar, y el asesinato de Mam Zekî se hace evidente el fracaso de la comunidad internacional en la resolución del genocidio Yezidí. Sinjar ha sido capturada en un conflicto de poderes que involucra al menos a siete actores principales estatales y no estatales en estos cuatro últimos años.

Hoy honramos la memoria de Mam Zekî, por su humanidad y dedicación plena a los derechos humanos y por su esfuerzo para lograr la resolución del genocidio Yezidí.

Hoy, miles de Yezidís participaron en una gran marcha para denunciar el ataque turco contra Sinjar. Dicha ceremonia fue organizada la Asamblea de Sinjar. Organizaciones y partidos de la región se trasladaron a la ceremonia en la que participaron miles de personas. Después de la marcha, el Copresidente de la Asamblea Autónoma Democrática de Sinjar, Riham Hiço, leyó un comunicado de prensa:

“Como sabéis, la comunidad Yezidí fue sometida a una gran masacre por las bandas del ISIS ante los ojos de la comunidad internacional en agosto de 2014. Hoy esa masacre continúa. Los ataques cometidos el miércoles por la tarde contra el miembro de la Coordinadora Yazidí de Sinjar, Mam Zekî, resultó en martirio. Ofrecemos nuestras condolencias a la familia de Mam Zekî y a toda la comunidad yezidí. Él dedicó toda su vida a servir a la sociedad Yezidí, trabajando implacablemente por la unidad de las cuatro partes de Kurdistán y en las tierras Êzidxan, para asegurar que los Yezidís obtuviéramos nuestros derechos y desarrollásemos nuestra autonomía. Exigimos al estado iraquí a que arroje luz sobre dichos ataques perpetrados en un territorio bajo su control. Hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas e instituciones internacionales a que rompan su silencio ante los ataques contra la comunidad Yezidí. Exigimos el cierre del espacio aéreo de Sinjar a la aviación militar. Pedimos que se produzcan movilizaciones a nuestro pueblo y a los amigos y solidarios con el pueblo Yezidí, ya que este ataque es la continuación del 73º genocidio contra nuestro pueblo que busca el exterminio de la comunidad Yezidí. Zeki Şengalî será sepultado tras la ceremonia que tendrá lugar el 18 de agosto.

El Consejo Ejecutivo del Congreso Nacional del Kurdistán (KNK) emitió un comunicado sobre los ataques aéreos del miércoles del ejército turco contra Sinjar.
La declaración dice lo siguiente;
“La hostilidad del estado turco hacia el pueblo kurdo y el pueblo Yazidi continúan, y su campaña de ataques violentos persiste. Ayer, 15 de agosto de 2018, aviones de combate turcos bombardearon la región de Sinjar en Irak y mataron e hirieron a muchos yazidíes.
Condenamos enérgicamente este abominable e inhumano ataque del estado turco.
La ciudad Yazidi de Sinjar fue ocupada por la organización terrorista Estado Islámico (ISIS) el 3 de agosto de 2014, cuando el ISIS invadió gran parte del norte de Irak. Después de esta invasión y ocupación brutal, cientos de miles de personas de Yazidíes fueron desplazadas de sus hogares, y miles de ellas fueron masacradas y enterradas en fosas comunes. Además, miles de mujeres Yazidis fueron tomadas como esclavas por el ISIS y vendidas en los mercados de esclavos, miles de estas mujeres aún están desaparecidas.
Una de las masacres perpetradas por el ISIS tuvo lugar en el pueblo de Kocho, al sur de la ciudad de Sinjar. Tras la ocupación de la aldea de Kocho el 14 de agosto de 2014 por terroristas del ISIS, más de 400 yazidis fueron asesinados, y cientos de mujeres y niños fueron secuestrados, y, en la actualidad, 500 mujeres de esta aldea siguen desaparecidas. Con motivo del 4º aniversario de la masacre, ayer se celebró una ceremonia conmemorativa masiva en el pueblo de Kocho. Un convoy que regresaba de esta ceremonia de conmemoración fue atacado por aviones de combate turcos, y muchas personas perdieron la vida y resultaron heridas. Entre los perdidos en este ataque estaba el prominente líder Yazidi Zeki Sengali (Ismail Ozden). Zeki Sengali, que no había abandonado la región de Sinjar desde 2014, se convirtió en líder de los yazidis y sirvió valientemente a su pueblo.
El estado turco y su líder, Recep Tayyip Erdogan, han apoyado desde el comienzo de esta crisis al ISIS y otros grupos jihadistas en la región, y continúan haciéndolo hoy. Apoyaban a la organización terrorista del ISIS tanto en Sinjar como en Kobane. El estado turco ha demostrado una vez más su política de hostilidad y su objetivo de masacrar a los yazidíes con el ataque de ayer. De hecho, el ataque de ayer es una continuación de las masacres perpetradas por el ISIS en 2014.
Sinjar está a 150 kilómetros de la frontera turca. Con este ataque, Turquía ha violado el derecho internacional humanitario y las normas universales. El estado turco ha cometido un crimen contra la humanidad. La gente de Sinjar, nuestra gente de la fe Yazidi, se enfrenta una vez más con la amenaza de la masacre y el genocidio.
Hacemos un llamado a todas las organizaciones internacionales, principalmente a las Naciones Unidas y a la Coalición Internacional Contra el ISIS, para que se opongan a los ataques del estado turco y se solidaricen con nuestro pueblo Yazidi”.

Fuentes: Matthew Barber / ANF News / Kurdish National Congress

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Dona en apoyo de los campos de refugiados en Shehba

Apoya a las voluntarias en los campos de refugiados de Shehba

Internationalist Commune

LAGUNTZA HUMANITARIOA HEYVA SOR A KURDISTANE

II ENCUENTRO INTERNACIONAL ECOLOGÍA SOCIAL EN BILBAO

Murray Bookchin

JINWAR: ALDEA DE LAS MUJERES LIBRES

#StopErdogan

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

Síguenos en Twitter

DATATIK SARRERAK

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Blogen datu estatistikoak

  • 110.233 ikusiak

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.011 seguidores

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: