estás leyendo...
Eventos

KONGREYA STAR: EL ATAQUE A AFRIN TIENE COMO BLANCO LA LIBERACIÓN DE LAS MUJERES Y LAS ALTERNATIVAS DEMOCRÁTICAS

La noche anterior al 20 de enero de 2018 el ejército turco y sus aliados jihadistas atacaron conjuntamente el cantón de Afrin. El ejército turco denomina a estas agresiones como “Operación Rama de Olivo” y afirma que son para defenderse. Tan sólo en el año 2017, el ejército turco atacó con artillería pesada al menos una docena de veces el área alrededor de la frontera al noroeste de Siria, con la intención de provocar una guerra. Así, los ataques del 20 de enero no fueron ataques repentinos, sino que fueron planificados con mucha antelación. Dichos ataques, por tierra y por aire, constituyen una violación del derecho internacional y crímenes de guerra. Tan solo durante los 16 primeros días de dichos ataques han muerto 129 civiles, en su mayoría niñxs, mujeres y ancianxs. El 4 de febrero de 2018 el número de heridxs fue de 310 personas. Casi la mitad de las víctimas civiles eran refugiadxs árabes que encontraron refugio en Afrin tras los ataques del ejército de Assad y los jihadistas. Los ataques militares fueron realizados con tecnología y equipación militar occidental, especialmente con armas alemanas, británicas e italianas, usadas contra población civil. Esto convierte a los gobiernos occidentales en responsables y cómplices de los crímenes de guerra. Esta peligrosa ofensiva lanzada contra Afrin es obvia en las palabras de Erdogan: “Si Dios quiere, comenzaremos desde Manbij y eliminaremos este ‘juego’ a lo largo de nuestra frontera, limpiaremos por completo a toda nuestra región de esta ‘travesura’. (…) Primero, eliminaremos a los terroristas, después haremos que ese lugar sea habitable (24/01/2018). “Continuaremos con nuestra Operación Rama de Olivo hasta que logremos nuestro objetivo, después como prometimos, limpiaremos Manbij de estos terroristas. Nadie debe preocuparse, porque los verdaderos dueños de Manbij no son estos terroristas, sino nuestros hermanos árabes. Continuaremos la guerra hasta que lleguemos a la frontera iraquí y no quede ni un terrorista”. (26/01/2018). “Aquellos que perturben nuestras fronteras pagarán un alto precio. La guerra en Afrin continuará hasta Idlib” (28/01/2018). Erdogan no solo planea la limpieza étnica y la ocupación de Afrin por parte de sus aliados jihadistas, sino que quiere borrar literalmente todas las estructuras democráticas de Rojava y del Norte de Siria. El objetivo es eliminar la autonomía de facto de la población kurda local. Se supone que los kurdos deben ser privados de cualquier derecho y volver a las condiciones previas a la guerra de Siria. El estado turco quiere obstruir el reconocimiento de la Federación Democrática del Norte de Siria a toda costa. Es por eso que el ataque fue lanzado poco antes de la Conferencia de Sochi a la que se esperaba que asistieran representantes de la Federación Democrática del Norte de Siria. El Confederalismo Democrático, tal como se desarrolló en Rojava y en el norte de Siria, propone un modelo de solución único para los grandes conflictos que asolan Oriente Medio. Las fronteras, que fueron dibujadas por potencias extranjeras hace cien años, reproducen continuamente la crisis en la región. Pero los nuevos diseños fronterizos tampoco resolverían los problemas más internos. Sin embargo, el Confederalismo Democrático tiene como objetivo la auto-administración igualitaria y la autodeterminación de todas los grupos étnicos, religiosos y la igualdad de género. Este modelo está basado en el pluralismo étnico y cultural y se está construyendo actualmente en Rojava teniendo a las mujeres como sus protagonistas. El verdadero cambio hacia la libertad y la democracia requiere que las mujeres sean sujetos. Este es el caso en Afrin y en el resto del Norte de Siria. El gobierno del AKP en Turquía y sus aliados pseudo-FSA representan la dominación masculina, el Islam sunnita con aspiraciones hehemónicas, la opresión de las mujeres y el sexismo. Esto se hizo especialmente evidente con el maltrato del cadáver de Barin Kobane (Emine Mustafá Omer), una combatiente de las Unidades de Defensa Femenina de 23 años, por parte de los aliados de Turquía, miembro de la OTAN.

Resultado de imagen de Barin KobaneUn video difundido en las redes sociales muestra como los jihadistas le cortaron las mamas al cuerpo de Barin Kobane para después prender fuego a su cadáver. Este acto tan bárbaro ilustra el carácter inhumano y misógino de estos asesinos contra las mujeres. No representan ningún modelo democrático, sino que profundizan aún más en el conflicto con sus ataques contra Afrin y su plan para destruir por completo la auto-administración democrática del norte de Siria. Por primera vez en cien años, vuelve a ser devastada por la guerra y el caos una solución viable para una alternativa democrática en Oriente Medio. Los ataques de guerra lanzados por Turquía tienen como blanco esta alternativa democrática. Con este informe queremos proporcionar un resumen de esta alternativa en la práctica y el papel tan fundamental que juegan las mujeres en Afrin. El documento ilustra que los ataques del régimen de Erdogan y sus aliados islamistas tienen como objetivo la revolución de las mujeres en curso tanto en Afrin como en el resto del Norte de Siria. Debemos defender esta revolución de las mujeres. Como el Movimiento de Mujeres del Kurdistán queremos convocar a que te sumes a nuestras reivindicaciones y utilices todos los medios posibles para ejercer presión política y social hasta que los gobiernos occidentales se sientan forzados a cambiar su enfoque y poner fin a los ataques turcos a Afrin.

NUESTRAS DEMANDAS:

• Acción inmediata de la ONU, la UE y la OTAN para poner fin a los ataques turcos contra Afrin;

• Prohibición de vuelos sobre la región de Afrin (“No Fly Zone”);

• Final inmediato de todas las transacciones y entregas de armas a Turquía;

• Establecimiento de una investigación independiente sobre los crímenes de guerra turcos en Afrin;

• Reconocimiento oficial de la Federación Democrática del Norte de Siria;

• Ayuda humanitaria para el cantón de Afrin, especialmente para lxs refugiadxs  y heridxs;

• Fin a la guerra en Siria  y apoyo para una solución democrática al conflicto.

Kongreya Star Comité de Relaciones Internacionales Febrero 2018

La situación de Afrin antes y al comienzo del levantamiento

La región de Afrin se encuentra en la frontera noroeste de Siria. Al norte y al oeste, Afrin limita con el territorio del Estado turco. El área abarca la región Çiyayê Kurmanca (en árabe “Jabal al-Akrad”, en inglés “La montaña de los kurdos”) y consta de siete comunidades: la ciudad de Afrin en el centro, Jindires, Sharran, Mobetan / Mabatli, Rajo, Bulbul, Maydana y Shiye, con un total de 366 aldeas o poblados. Durante la eépoca del Imperio Otomano, la región de Afrin era parte de la antigua provincia kurda de Kilis, que ahora se encuentra dentro de las fronteras estatales contemporáneas turcas. Después del acuerdo fronterizo entre Francia y Turquía en 1920, Afrin, así como Kobane y Cizîr se convirtieron en parte del mandato de la Liga de las Naciones para Siria y el Líbano, para después en 1946, pasar a ser parte de la  República Árabe de Siria. Esto llevó a que las aldeas, comunidades y provincias kurdas y, también, a que las familias y tribus fueran divididas en dos a lo largo de la nueva frontera. Como representante de los kurdos en la región Çiyayê Kurmanca, Haji Hannan, líder de la tribu Izzeddin, presentó una solicitud a la Asamblea Nacional en Ankara para la redefinición de la frontera. La solicitud fue rechazada.

Hasta la década de 1960 los kurdos en Afrin se dedicaban en gran medida a la agricultura. El proyecto de arabización (“cinturón árabe”) del régimen sirio Ba’ath, que comenzó en 1965, tuvo como objetivo distorsionar la demografía étnica de las áreas kurdas en favor de las árabes y, como resultado de ello, el desempleo y el desplazamiento afectaron fuertemente a Afrin. En las últimas décadas, muchos kurdos de Afrin huyeron a las metrópolis de Alepo y Damasco. Sin embargo, los kurdos todavía constituyen la población mayoritaria de Afrin. En el año 2000, se estimaba que 450,000 personas vivían en el área. Según los datos más actuales, a partir de 2015 el tamaño de la población había aumentado a 700,000. Por el momento se estima que la población llegue a aproximadamente 1 millón de personas. En el transcurso del proyecto de arabización llevado al cabo por el ex presidente sirio Hafez al-Assad, se construyeron docenas de aldeas árabes y se arabizaron nombres kurdos de ciudades y lugares. Miles de familias árabes de las provincias de Raqqa y Alepo se asentaron en la región. Las tierras kurdas fueron expropiadas. Al menos cincuenta mil kurdos fueron despojados de la ciudadanía siria y declarados extranjeros, no podrían tener bienes y carecían de permiso para reparar o construir casas. La chispa del levantamiento sirio estalló en llamas el 14 de marzo de 2011 en Daraa, ciudad localizada al sur del país. La revolución en Rojava comenzó un año después cuando la ciudad de Kobane se liberó del régimen Ba’ath el 19 de julio de 2012. Dos días después de Kobane el pueblo de Afrin expulsó al régimen de su ciudad y asumió las funciones de administración y provisión locales. Paralelamente a estos acontecimientos se crearon las fuerzas de defensa. Solo tres meses después, el Estado Islámico lanzó el primer ataque militar contra la aldea y  la colina Yazidi de Qestel Cindo. Después de dos días de fuertes combates, el ataque fue repelido.

La población de Afrin tuvo que sobrevivir el invierno de 2012/2013 bajo un embargo, aislado del mundo exterior. Los grupos jihadistas interrumpieron la conexión con las ciudades de Alepo, Azaz y Arme. Al norte y al oeste, el ejército turco había cerrado sus fronteras. Por lo tanto, la provisión de alimentos y calefacción estaba bloqueada. Como resultado de ello la gente trató de reparar los molinos de agua que habían estado en uso hasta que el régimen sirio los prohibió en la década de 1970. Con los antiguos molinos de grano se producía harina. Se utilizaron olivos secos para calentar y se recolectó madera en los bosques cercanos. La población de Afrin sobrevivió al invierno a pesar de las difíciles condiciones. Sin embargo, la primavera trajo consigo ataques de grupos jihadistas con el apoyo de Turquía. Estos grupos ya habían intentado ocupar Afrin y habían lanzado ataques masivos contra las aldeas en las comunidades de Sharran y Jindires. Durante uno de estos ataques en mayo de 2013, Silava Efrîn se convirtió en el primer combatiente de las YPJ (Unidades de Defensa Femenina) en ser asesinada en Rojava. Los ataques del Frente Al-Nusra (Jabhat al-Nusra en árabe, más tarde cambió su nombre en Jabhat Fateh al-Sham) se encontraron con una resistencia masiva y pronto fueron derrotados. Pero tan solo un año después Afrin se enfrentó al intento de ocupación del Estado Islámico (ISIS). ISIS no logró tomar la ciudad. En agosto de ese mismo año, 2014, el ISIS lanzó su ataque genocida contra los Yazidis de Shengal (Sinjar) en Iraq, y un mes después contra Kobane en Rojava.

Por mucho tiempo Afrin estuvo aislada de los otros cantones kurdos debido a las continuas batallas y ocupaciones yihadistas en las áreas circundantes. Solo después de la liberación de Manbij en agosto de 2016 se pudo crear un contacto directo con Afrin. Los informes de noticias internacionales actuales constantemente enfatizan que Afrin es “la última región relativamente estable en Siria”. Sin embargo, esto no debería desviar la atención de los innumerables ataques del ejército turco y sus aliados jihadistas en los últimos tres años. Solo en 2017, Afrin fue atacada más de una docena de veces con artillería directamente por el ejército turco o por sus aliados islamistas. Además, incluso antes de la llamada “Operación de la Rama de Olivo”, los soldados turcos habían disparado varias veces contra civiles en las zonas fronterizas. En el informe pertinente publicado por la Asociación de Derechos Humanos de Afrin, en 2016, un total de 37 civiles murieron en ataques del ejército turco. Además, el ejército turco afirmó haber cortado 14 mil olivos pertenecientes a campesinos kurdos, para su muro fronterizo.

La guerra en Afrin es un ataque directo a la Revolución de las Mujeres

Sobre el papel principal de las mujeres en la construcción de estructuras democráticas en Afrin Confederalismo Democrático como modelo y solución:

Durante el transcurso de la “Primavera Árabe” en Siria los kurdos en el norte de Siria han desarrollado sus propios sistemas. Comenzaron con la creación de estructuras de autogobierno democrático para liberarse de la opresión del régimen Ba’ath que tenía décadas de antigüedad. Llaman a esto la “Tercera Vía”, que se conceptualiza en el Confederalismo Democrático. El Confederalismo Democrático es un modelo político que aspira a la igualdad de etnias, religiones y géneros. Confederalismo Democrática fue desarrollado por Abdullah Öcalan, líder del movimiento de liberación kurdo, que actualmente está preso en las condiciones de aislamiento más extremas en la isla de Imrali, como una propuesta para la convivencia pacífica de los diversos pueblos y religiones en Oriente Medio. La organización social en el confederalismo democrático es el autogobierno, organizado a través de comunas y consejos. Al principio, la región de Rojava estaba dividida a lo largo de los tres cantones, Afrin, Kobane y Cizîr. Ahora, la autoadministración democrática trasciende Kurdistán sirio y abarca la Federación Democrática del norte de Siria, que se divide en tres regiones y seis cantones: la región Cizîr consta de los cantones Qamişlo (alQamishly) y Hasake (al-Hasakah), la La región de Firat (Eufrates) está compuesta por los cantones Kobane y Girê Spî (Tel Abyad) y la región Afrin está formada por los cantones de Afrin y Şehba (Shahba). La región está habitada por una mezcla de kurdos, árabes, sirios, asirios, armenios y turcomanos. Son musulmanes, cristianos, alawitas, yazidíes y judíos.

La solución viene desde adentro, no de afuera

Para extender su esfera de influencia, los poderes estatales internacionales y regionales buscaron una solución para la guerra fuera de Siria. Sin embargo, la sociedad de Rojava estaba convencida de que una verdadera solución debe venir desde adentro. Después de que el Partido de la Unión Democrática (PYD) formara un gobierno de transición junto con el Partido Unión Cristiana Suryoye y otros partidos más pequeños el 12 de noviembre de 2013, la Autonomía Democrática fue declarada en enero de 2014. La autogestión democrática del cantón Afrin fue declarada el 29 de enero 2014, solo unos días después de Cizîr y Kobane.

Cuota de 40% de participación feminina y Co-Presidencia

La Co-presidenta Hevi Mustafa tras la declaración de Autonomia Democrática en Afrin
Antes de la declaración de la Autonomía Democrática en el cantón de Afrin se preparó la fundación de un consejo legislativo. Esto consistió en 101 miembros y también abarcó la representación de Alevitas y Yazidis en Afrin, así como las tribus árabes de los Emirati y Bobeni. En los 7 distritos de la ciudad de Afrin, así como en los consejos de las aldeas, la población eligió a sus representantes políticos en el consejo legislativo autónomo. La administración y los comités son multiétnicos y organizados en torno al principio de igualdad de género. La copresidenta de la administración del cantón, Hevi Ibrahim Mustafa, es una mujer kurda seguidora de la fe Alevi. El copresidente, Abdulhamit Mustafa, es un musulmán perteneciente a las tribus árabes emiratíes. Antes de que el cantón Afrin adoptara el modelo de la copresidencia, Hevi Ibrahim Mustafa era el jefe de la administración. Como un paso hacia la igualdad de género, se ha introducido una cuota de 40% de participación femenina. El objetivo actual es fortalecer las organizaciones de mujeres en la medida en que ya no se necesiten cuotas en el futuro y para que se pueda garantizar la igualdad de participación y representación en todos los niveles. Por ahora, el principio de la co-presidencia proporciona la participación de una mujer y un hombre con los mismos puestos en el liderazgo de todas las juntas oficiales.

El Movimiento de Mujeres, Kongreya Star

Las mujeres en Afrin y en todo Rojava se organizan comunitaria y cantonalmente en el movimiento de mujeres Kongreya Star (“Congreso Estrella”). Esta organización se formó en 2005 bajo el nombre de Yekîtiya Star (“Unión Estrella”). Sus activistas sufrieron represión masiva, así como encarcelamiento y tortura por parte del régimen Ba’ath. A pesar de los grandes obstáculos su trabajo sentó las bases para que las mujeres se organizaran mediante la construcción de consejos (asambleas) y comunas de mujeres en todas las ciudades del norte de Siria. Para esto pueden hacer referencia a los treinta años de experiencia del movimiento de mujeres kurdas de todas partes de Kurdistán. En su congreso de febrero de 2016 el movimiento de mujeres en el norte de Siria decidió organizarse confederalmente en un modelo congregado (congreso), debido a la preocupación de que la organización en forma de sindicato (unión) ya no hiciera justicia a los objetivos y necesidades del movimiento. En Kongreya Star las organizaciones de mujeres y las mujeres se organizan de forma autónoma en los niveles comunales, municipales y cantonales y asumen responsabilidades estando comprometidas también en la organización de toda la sociedad. Debido a este doble compromiso, el movimiento de mujeres transforma activamente la sociedad patriarcal en una sociedad igualitaria de género y trae las perspectivas de la liberación de la mujer a todas las esferas de la vida.

Las mujeres son pioneras del cambio social

Del mismo modo en Afrin se establecieron comités, centros y academias de mujeres. Su objetivo es permitir la transformación de la sociedad a través de la participación activa de las mujeres. Las mujeres se empoderan a través de la educación en temas como la autonomía democrática, la autodefensa, ecología, historia de las mujeres, sexismo y los derechos de las mujeres, así como temas relacionados con la salud y la economía. Otro énfasis se encuentra en la alfabetización y la educación en el idioma kurdo. La Fundación de la Mujer Libre en Rojava, formada en 2014, confronta los problemas de las mujeres en Rojava en las áreas de economía, sociedad, política, salud, cultura y educación. Desarrolla proyectos de acuerdo con las ideas y conceptos que provienen de las mujeres en la sociedad. No una Constitución pero un Contrato Social Poligamia, matrimonio forzado e casamientos infantiles prohibidos En todo el mundo, los hombres determinan las reglas fundamentales de la organización social. En los consejos constitucionales de Rojava, las mujeres desempeñan un papel crucial en el desarrollo de las leyes. También fueron el centro la elaboración del Contrato Social de Rojava y continúan trabajando en el desarrollo de la Federación Democrática del Norte de Siria. Una ley que se refiere a cuarenta diferentes derechos de la mujer ha sido desarrollada por las propias mujeres. El Contrato Social prohíbe la poligamia, el matrimonio forzado y el matrimonio infantil.

Las Mala Jins (“Casas de mujeres”) desempeñan un papel crucial en este sentido ya que son centros de educación y consultoría donde las mujeres que han enfrentado la violencia y la injusticia pueden abordar sus preocupaciones. Muchos problemas se resuelven colectivamente en Mala Jin o se delegan en los tribunales. En los tribunales, también, las mujeres están representadas al menos con un 40%. Las juezas conocen casos que conciernen a la violencia contra las mujeres. Las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ) formadas en Afrin Fuerzas de seguridad cooperando con los consejos de mujeres Las Unidades de Defensa Popular (YPG) declararon oficialmente su formación en julio de 2012, un año después de la escalada de la guerra en Siria. Ocho meses después de la fundación de la YPG se formó el primer batallón de defensa de mujeres, en Afrin. La formación oficial de las Unidades de Defensa de Mujeres (YPJ) ocurrió el 4 de abril de 2013. No solo se formó el primer batallón de mujeres de Rojava en Afrin, la primer combatiente de YPJ en perder su vida también murió en Afrin. Junto con YPJ hay otras dos estructuras autónomas de defensa de las mujeres: las Fuerzas de Defensa Civil (HPC-Jin) y las fuerzas de seguridad de las mujeres (Asayişa Jin). HPC-Jin son las fuerzas de defensa de la población y son responsables ante la administración comunal local. Las fuerzas de seguridad de las mujeres están controladas por los consejos cantonales. Por un lado, defienden a la población de los ataques externos de los jihadistas y los servicios de inteligencia del régimen de Assad y Turquía. Por otro lado, intervienen en conflictos internos que no pueden ser resueltos por la comunidad y las instituciones sociales mismas. Por ejemplo, en casos de violencia doméstica, las mujeres pueden dirigirse al Asayiş Jin. Ambas organizaciones son, a su vez, en una fuerte comunicación con los consejos de mujeres.

Producción en forma de Cooperativas. Las mujeres trabajan juntas en los campos. Suministros en igualdad
A diferencia de Kobane y Cizîr, el território de Afrin es montañoso. En el se lleva a cabo el trabajo de agricultura intensiva. Se plantan sobretodo trigo, algodón y frutas. El producto principal son los olivos. Bajo el régimen de Assad, las personas no podían procesar sus propios recursos, sino que tenían que vender sus materias primas y productos al estado. A pesar del embargo en curso por parte de Turquía, en los últimos años la gente de Afrin ha obtenido grandes desarrollos para su propia economía local y las provisiones para la sociedad. La base de esta economía es la producción cooperativa, diseñada para abolir la explotación y la competencia y para garantizar que las necesidades vitales de la sociedad se cumplan por medios iguales. Las mujeres también organizan su economía de forma independiente. Las cooperativas de mujeres como la Cooperativa Agrícola Inanna, que se fundó en 2016 en Afrin y produce trigo, porotos, garbanzos, cebollas y ajos, desempeñan un papel principal. Mitad de la población es formada por los IDPs El campo de refugiados fue blanco de los ataques La población del cantón de Afrin se ha más que duplicado en los últimos años, llegando hoy a aproximadamente 1 millón de personas. En el transcurso de los numerosos ataques de los rebeldes y las fuerzas del régimen en Alepo varios cientos de miles de personas, principalmente los de los distritos kurdos Ashrafiyah y Sheikh Maqsud, tuvieron que huir y regresaron a su ciudad natal, Afrin. Además de esta oleada de migrantes ha habido grandes desplazamientos de lugares como Azaz, al Bab, Tall Rifat, Manbij e Idlib, donde los árabes han huido especialmente de grupos jihadistas como Ahrar al-Sham, el (ex) Frente al Nusra, ISIS, o la co-fundadora turca de la división Sultan Murad. Estos desplazados internos encontraron refugio no solo en las ciudades y aldeas de la región Afrin, sino también en el campo de refugiados de Robar, que se formó en 2015 por la administración cantonal de Afrin y hasta la fecha ha proporcionado refugio a más de cien mil refugiados. El campo de refugiados ha sido atacado varias veces por el ejército turco desde el 20 de enero de 2018.

Cantón de Afrin

Convocatoria para una Campaña de Solidaridad Global: Mujeres levántense por Afrin! Jin Rabin Ser Piyan ji bo Efrînê!

La región kurda de Afrin en la Federación Democrática de Siria del Norte ha sido fuertemente atacada por el ejército turco y grupos jihadistas aliados desde el 20 de enero de 2018. Noche y día nuestras ciudades y pueblos, campos de refugiados, sitios históricos y sagrados están siendo bombardeados por aviones de guerra turcos y artillería con el objetivo de despoblar y ocupar el área. La comunidad internacional no ha tomado ninguna acción adecuada y todos los días enfrentamos nuevos crímenes de guerra y muertes de civiles. Las mujeres se han convertido en blanco de violaciones, crueles violencias sexuales y mutilación de sus cuerpos por el ejército turco y las pandillas afiliadas. El régimen de Erdoğan ha anunciado abiertamente que el objetivo de su ataque militar contra Afrin es la aniquilación de la autogestión autónoma democrática de Rojava y la ocupación del territorio del norte de Siria. Junto con la opresión racista, religiosa, fundamentalista y sexista, Turquía se esfuerza por borrar todo vestigio de la historia de las mujeres y la cultura igualitaria, centrada en las mujeres de nuestra región. Afrin fue uno de los primeros asentamientos en la civilización y, también, el centro de la revolución agrícola en la Creciente Fértil. Las mujeres desempeñaron un papel principal en este proceso histórico que se ha descrito como la primera revolución de las mujeres. Los símbolos de madres-diosas como Ishtar o Astarte son una pieza común de herencia cultural entre los pueblos locales y se pueden encontrar en muchos sitios de Afrin. Por ejemplo, las enormes pisadas en las losas del templo de Ain Dara, de 3 mil años de antigüedad, situado cerca de la ciudad de Afrin, simbolizan la presencia y el espíritu de la diosa Ishtar. Al bombardear y destruir este antiguo templo, el estado turco se esfuerza por imponer su orden patriarcal y fascista. Como mujeres de Afrin estamos decididas a defender nuestra herencia y la historia de la primera revolución de mujeres ocurrida en nuestra patria y tener éxito en una segunda revolución de mujeres a través de nuestra resistencia contra la ocupación y la opresión. Hoy las antiguas cuevas en las montañas del norte de Siria se han convertido en nuestros refugios de los bombardeos de aquellos que nos destruirían. Durante seis años, las mujeres de Afrin y todas las partes de Rojava se han resistido a los ataques del Estado Islámico. Al mismo tiempo, hemos jugado un papel de liderazgo en la construcción de estructuras democráticas de auto administración. Hemos construido estructuras autónomas basadas en la organización comunitaria, los consejos de mujeres, academias y cooperativas, así como en la autodefensa de las mujeres. Al darnos cuenta de que la solidaridad de las mujeres es una de nuestras armas más efectivas hemos desarrollado nuestra fuerza y conciencia colectiva. Hoy, decenas de miles de mujeres han tomado las armas para defender su tierra, sus vidas y su futuro en Afrin. La resistencia de las Unidades de Defensa Femenina (YPJ) y de las Fuerzas de Defensa Civil Femeninas (Parastina Jinê) que se han organizado bajo el la organización paraguas del Movimiento de Mujeres de Rojava (Kongreya Star) son parte de una resistencia global femenina contra cualquier forma de opresión y explotación, feminicidio y fascismo. Mientras las instituciones internacionales y los gobiernos estatales guardan silencio sobre los abusos del derecho internacional y los crímenes de guerra, creemos que la solidaridad internacional de las mujeres será nuestra arma más poderosa para derrotar al fascismo y al patriarcado. Siguiendo los pasos de Ishtar y las mujeres que crearon y defendieron la vida comunitaria hacemos un llamamiento a las mujeres de todo el mundo para que se levanten en defensa de Afrin y de los valores de la humanidad. ¡Fortalezcamos las redes y acciones de la solidaridad internacional entre nosotras para difundir la revolución de las mujeres en todo el mundo! Pedimos a todas nuestras hermanas de todas partes del mundo que tomen medidas urgentes y se unan a la campaña mediante el uso y la difusión de #WomenRiseUpForAfrin en protestas locales, acciones creativas, marchas y campañas en las redes sociales. • Detengan la invasión turca y la ocupación agresiva de Afrin. ¡Detener el genocidio y el feminicidio! • ¡Levántate por la protección de las personas, la tierra, la cultura y el patrimonio histórico de Afrin! • ¡Levántate para defender la autogestión democrática y ecológica en Rojava y en el norte de Siria! • Defender a Afrin significa defender la revolución de las mujeres: “¡No pasaran” por el fascismo de Erdogan!

Kongreya Star Afrin

Comité de Relaciones Internacionales

Kongreya Star Navenda Dîplomasî ya Kongreya Star

مركزالعلقاتالدبلوماسيةلمؤتمرستار

 

 

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Internationalist Commune

LAGUNTZA HUMANITARIOA HEYVA SOR A KURDISTANE

II ENCUENTRO INTERNACIONAL ECOLOGÍA SOCIAL EN BILBAO

Murray Bookchin

JINWAR: ALDEA DE LAS MUJERES LIBRES

#StopErdogan

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

Síguenos en Twitter

DATATIK SARRERAK

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Blogen datu estatistikoak

  • 108.891 ikusiak

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 995 seguidores

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: