estás leyendo...
Eventos

KNK: Dosier urgente sobre el ataque de Turquía al Cantón de Afrin

¡Alto a la invasión turca!

El ejército turco y sus cómplices sectarios están atacando las ciudades liberadas de Şehba y Afrin (Rojava-Kurdistán de Siria). Hasta ahora fueron asesinados 6 civiles, docenas de personas han resultado heridas y han sido destruidos decenas de asentamientos, además varias aldeas kurdas han sido sometidas a evacuación forzosa o se encuentran sitiadas.
Recientemente el ejército turco ha reforzado la frontera entre Turquía y Rojava con vehículos militares, esto indica que se prepara para realizar una ofensiva a gran escala. El presidente dictador turco, Erdogan, desea lanzar una guerra de gran dimensión entre kurdos y sirios y para ello busca el consentimiento de Rusia, Estados Unidos y algunos países de la Unión Europea. Por dicha razón, urgimos a la comunidad internacional a que detenga los planes de Erdogan, antes de que invada el Cantón de Afrin.

¿Por qué Turquía quiere atacar Afrin?
Los kurdos, con el apoyo de la comunidad internacional están haciendo frente al Estado Islámico. En cambio Turquía, junto al Estado Islámico y grupos afiliados, están amenazando a la región, a los kurdos, a la comunidad internacional, mediante la realización de ataques por todo el mundo. Es evidente que a Turquía no le interesa el fin del Estado Islámico.
No existe justificación legal ni moral a los ataques del Estado turco contra los Cantones de Rojava. Los ataques tienen una sola explicación: la kurdofobia hacia el pueblo kurdo y su cultura. Así, el Estado turco trata contínuamente de impedir que prosperen las propuestas de paz y estabilidad que proponen los kurdos. El Estado turco quiere propagar la inestabilidad, producir más guerra y caos. Turquía mediante sus acciones, está allanando el camino para convertir un conflicto en el marco de Oriente Medio y llevarlo a una guerra internacional. Con su política expansionista propia del nacionalismo turco, Turquía está apoyando a grupos salafistas en un cruel intento por convertirse en la fuerza dominante en toda la región.
Así, Turquía no es sino una barrera para los pueblos de la región y para la comunidad internacional que aspira a derrotar al Estado Islámico. Por intereses personales, Erdogan pretende impulsar una guerra que de fin a la coexistencia pacífica entre kurdos, árabes, asirios, caldeos, armenios, siriacos, turkmenos y otros grupos étnicos y religiosos. Turquía está perpetrando crímenes de guerra que provocará y agravará aún más la crisis migratoria y humanitaria que existe.

Llamamiento a la comunidad internacional:
Afrin ha sido uno de los lugares más seguros durante el conflicto en estos últimos cinco años. Esto ha producido un incremento demográfico tal que en la actualidad el número de refugiados es mayor al de su propia población.
Por principios humanitarios, la ONU, la comunidad internacional y todas las fuerzas relevantes deben garantizar la continuidad de la seguridad y estabilidad en la región de Afrin. Afrin debe ser protegida de todos los ataques.
La agresión del ejército turco a Afrin y Rojava como parte de un todo en la región norte de Siria, sólo están beneficiando a los grupos salafistas, especialmente al Estado Islámico. La Coalición Internacional debe tomar medidas en contra de Turquía, y exigir que cesen los ataques.
La comunidad internacional no debe ser un espectador más en esta crisis humanitaria.
El Ejército turco debe retirarse inmediatamente del territorio sirio.

La importancia geoestratégica de Afrin y las razones de Turquía para invadirla
Al Oeste de la frontera de Afrin se encuentra Turquía, al Este se encuentran los grupos salafistas apoyados por filiales de Turquía y al Sur se sitúa el Frente Al-Nusra (Hayat Tahrir al-Sham).
Como consecuencia de la política de embargo de Turquía contra Afrin, se han disparado desorbitadamente los precios de los alimentos y del petroleo. Hay que recordar que la economía del Cantón depende de la producción olivera y de la fruta.

Desde 2014, la población árabe participa en la Asamblea Legislativa, el Consejo Presidencial y en el Consejo Ejecutivo de la Administración Cantonal. Una pequeña población árabe vive en el centro de Afrin, junto a kurdos alevís en Mabata, y kurdos Yazidies en Kastel Cindo y Ezaze.
Debido a la relativa estabilidad, desde 2013 Afrin ha sido el refugio de mucha gente que huyeron del Estado Islámico desde lugares como Raqqa, Manbij, al-Bab y Jarablus. La población de Afrin, que consiste organizativamente en 7 barrios y 365 poblados, ha duplicado su tamaño original de 400 mil habitantes.
Después de las derrotas del Estado Islámico en Kobani y Gire-Spi en 2016, el Estado Turco detectó que su posición se había debilitado, especialmente después de vender sus propios grupos al régimen sirio y a las fuerzas rusas. Con miras a solucionar esto, el Estado Turco redirigió su atención hacia la Administración Autónoma Democrática de Rojava.
El Ejército de ocupación turco tiene el control de algunas áreas de la región de Shehba. El objetivo principal del avance militar hacia Azaz-Jarablus es rodear Afrin para evitar así completar la formación del corredor kurdo entre la base aérea de Mehagh y Tell Rifaat.
El objetivo de esta ocupación tiene doble cara: la primera es sabotear la operación de Raqqa y la segunda, proteger a Estado Islámico. A la vez pretende impedir el desarrollo de la Federación del Norte de Siria, atacar la Administración Autónoma Democrática e impedir la puesta en marcha de proyectos democráticos para Siria. Tras la liberación de Afrin del régimen Baasista, Turquía ha buscado destruir la ciudad. En junio, el ejército turco y grupos de las FSA (Ejército Sirio Libre) lanzaron morteros contra la ciudad. Desde el inicio de la Revolución de Rojava, numerosos civiles han sido asesinados por dichos ataques, herido a miles de personas y han quemado cientos de hectáreas pertenecientes a la población kurda.

El Estado turco confiesa sus planes
Desde la operación para liberar Raqqa se han alcanzado numerosas y grandes victorias. Mientras, el Estado Islámico junto a su patrocinador, el Estado turco, incapaces de digerir la derrota, planean vengarse contra el pueblo kurdo. El Estado turco ataca a Afrin porque teme el reconocimiento de la Región Autónoma de Rojava.

El Presidente turco Recep Tayyip Erdogan, el Primer Ministro Binali Yildirim y el Ministro de defensa Fehmi Isik, han estado divulgando sus planes de atacar Afrin. Para conseguir respaldo a sus planes Erdogan telefoneó al presidente estadounidense Donald Trump, al presidente ruso, Vladimir Putin y a la Primera Ministra Británica, Theresa May. Simultáneamente el Estado turco ha desplegado su fuerza militar en la frontera turco-siria y ocupado áreas entre Al-Bab y Azaz. Diariamente disparan fuego de mortero contra poblaciones kurdas en territorio ocupado de Siria. Turquía busca obtener respaldo internacional para su invasión y mantiene contínuas reuniones diarias. Un ejemplo reciente lo exponen las declaraciones realizadas el 3 de julio por un funcionario de alto rango el Primer Ministro turco:
“Estamos construyendo una base militar en la colina más estratégica en al-Bab. Está casi terminada. De ese modo, estaremos reforzando la seguridad de al-Bab y una amplia región con nuestra propia policía y fuerzas militares. Estamos trabajando en estabilizar la región. Sin embargo, mi opinión personal es que para lograrlo necesitamos deshacernos de los terroristas en la región de Afrin”.
El funcionario también declaró que el Ministro de Relaciones Exteriores y la Organización de Inteligencia Nacional están trabajando para lograr sus planes: “Los planes de Turquía para una región segura serán acordados en el marco de las conversaciones de Astana”.

Los motivos de Turquía para agredir Afrin
El mundo civilizado está siendo partícipe de una batalla de gran importancia contra el Estado Islámico, por este motivo se ha conformado una coalición internacional. Sin embargo numerosos documentos e informes señalan que Turquía entrega armamento al Estado Islámico. Turquía es una amenaza real para los pueblos de la región, para los kurdos y para el mundo entero. Por este motivo Turquía no está interesada en la derrota del Estado Islámico, pero las batallas más exitosas de la Coalición Internacional llevadas a cabo contra el EI se llevan a cabo en colaboración con los kurdos, y las Fuerzas Democráticas de Siria, donde los kurdos son mayoría.
Surge la pregunta de por qué Turquía quiere atacar Afrin, una ciudad que no representa una amenaza y enla cual no hay un solo combatiente del Estado Islámico. No hay base real ni ética para dicha agresión. Detrás de su plan existe una profunda kurdofobia. No quiere que el pueblo kurdo tenga éxito en su proyecto democrático. Desea instaurar el caos, la inestabilidad y la guerra, y para ello se vale del Estado Islámico. Está organizando una campaña de invasión para lanzar una guerra de dimensiones internacionales. Respaldando a las fuerzas salafistas, Turquía podría convertirse en la potencia dominante en la región de acuerdo con su mentalidad expansionista. Se opone rotundamente a los pueblos que conviven en la región y al apoyo de la comunidad internacional cuyo objetivo es la derrota del EI. Sacrifica los deseos de los pueblos kurdos, árabes, asirios, caldeos, armenios y turcomanos por sus propios intereses expansionistas y no dudan para conseguirlo en cometer crímenes de guerra.
El pueblo de Rojava se levanta en contra de la ocupación turca.
Cientos de árabes realizaron una marcha en contra de la ocupación del Estado turco sobre la población de Keferneya, Umhos, Fafenrnase, Tell Rifaat, Ehres, Vahsiye, Fafen y Hisarcik.

Gente del poblado de Kefernaya se reunió frente a la mezquita y caminó hacia una escuela de primaria. Las manifestantes, a quienes se unieron miembros de la Asamblea del Pueblo de Shehba y la Asamblea de Mujeres gritaron “¡Erdogan asesino!”

“Todos somos uno solo contra el ocupante”.
“Nosotros vemos la presencia de la armada turca en tierra siria como una ocupación, su presencia es a la vez una amenaza al futuro democrático y pacífico de Siria”.
“El Estado turco está jugando un rol negativo en la región. Todas las fuerzas nacionales y democráticas de Siria deben hacer un llamado al Estado turco para que abandone sus posiciones en Siria y Rojava. La presencia del Estado turco en Al-Bab, Jarablus y Shehba es por sí misma una razón para la prolongación de la guerra en Siria”.
En la marcha de Shehba, la comunidad Árabe declaró su respaldo al SDF (Fuerzas Democráticas de Siria) y su oposición a la ocupación por parte del estado turco. “Las SDF nos salvaron del mal. Estamos en contra de la ocupación por parte del Estado turco. Kurdos, árabes y turcomanos estamos unidos”.
Durante la misma declaración fue emitido un mensaje para el pueblo que vive la ocupación turca en Shehba: “Con la ocupación Turquía no pretende lograr ninguna estabilidad ni seguridad. Todas y todos debemos levantarnos contra la ocupación turca. Sus motivaciones son las de invadir pueblos y ciudades y no van a reconocer la voluntad de nuestra gente mientras ocupen nuestros pueblos y ciudades”.

El ataque de la armada turca ha comenzado
La armada turca y sus grupos armados afines atacaron las ciudades liberadas de Shehba y Afrin. La armada turca y sus pandillas atacaron los pueblos de Mirenar, Filat, Qetma, Qestecindo en la región de Sera y lanzaron fuego de mortero contra las ciudades de Cilber e Iska de Serava. Al mismo tiempo, atacaron los pueblos liberadas de Erfad, Minix, Sex Isa y Biluniye.
Durante el ataque, fueron heridas una mujer de llamada Sebah Isa y otros civiles. Los heridos fueron trasladados al hospital de Afrin.
La armada turca ha intensificado sus ataques contra las villas de Yazi Bax y Keferato en la región de Shehba. Atacaron al pueblo con decenas de ataques de mortero a las 3 de la madrugada hora local. Tres personas perdieron la vida a consecuencia de los ataques y 4 personas de la misma familia resultaron heridas gravemente.

Civiles fallecidos y heridos:

Fallecidos : Xezala Yusiv (40), Muawiya El-Yusif (13), Tebarik El-Yusif (13).
Heridos: Xensa El-Yusif (18), Rinda El-Yusif (23), Fidaa El-Yusif (19) ve Aya El Yusif (16).

ANF Images

ANF Images

Según la información proporcionada por la unidad médica, las personas heridas son de pronóstico crítico.
La armada turca está desalojando pueblos en Shehba y desplazando por la fuerza a los kurdos
El Estado turco está ejecutando una limpieza étnica en las regiones entre Jarablus, al-Bab y Azaz. Está desalojando pueblos kurdos y desplazando por la fuerza a su población. También están expulsando a los árabes de la región y repartiendo sus tierras entre sus socios. El Estado turco está jugando un papel muy negativo en la región. Está jugando con la demografía de la región. Eso es un crimen contra la humanidad.

SHEHBA
Sosinbat, Karakopru, and Karamezra.
Turquía ocupó Jarablus el 24 de agosto de 2016. Después de ello, dirigió su atención a Rai, Azaz, Exterin, Soran y finalmente Al-bab. Cuando Turquía ocupó esos lugares, su principal objetivo fue la región de Shehba; las 217 aldeas kurdas en la región. Durante la ocupación del ejército, 50 de esas aldeas fueron quemadas y destruidas por soldados y pandillas, mientras que las propiedades fueron objeto de robos y saqueos. Esos pueblos están situados en la región entre al-Rai y Marea, y entre Marea y al-Bab. Algunas de las aldeas saqueadas son: Rai, Dudyan, Gidris, Tel Sehir, Karagoz, Twis, Sava, Siverin, Beluniye, Tel Cican, Tel Circir, Qibbesin, Seyh Nasır, Hawar Kilis, Yazıbag, Sosinbat, Karakopru, y Karamezra.
El ejército turco ocupante y sus acólitos están obligando a la población a abandonar los pueblos de Marea y Shehba con propósitos militares. Hace dos días, el ejército turco amenazó a ciudadanos kurdos en las villas de la región de Shehba para que abandonaran sus casas.
De acuerdo a fuentes locales, los pueblos de Hezwan, Sosyan, Neman, Birc, Keibe, Kefer Kelbin, Til Malid, Tiltane, Eble, Tewihine, Tiwes, Sidud, Baroza, Iwen, Dana y Izreq fueron abandonadas después de las amenazas del ejército turco.
De acuerdo a fuentes locales, pandillas cercanas al Estado turco evacuaron las aldeas de Sex Isa i Till Midyaq como preparativos para un asalto en contra de las zonas liberadas de la región de Shehba.
La armada turca está desplegando fuerzas en los pueblos de Azaz y Marea y las villas de Til Malid y Kilcibrin como parte de los preparativos de un asalto en contra del cantón de Afrin.

Los ataques turcos y el rol de las fuerzas internacionales


Las fuerzas de defensa de la región de Afrin y el comandante del TPG Sipan Hemo evalúan la situación de la siguiente manera:
“El Estado turco no ha tenido éxito con sus políticas con respecto a Siria, Oriente Medio y Rojava. Si Turquía ataca a Afrin, significaría que cuenta con la aprobación de Rusia, Irán y Siria, ya que de otra manera no sería posible. Nuestro pueblo debe saber que un ataque de este tipo de parte del Estado turco solo puede llevarse a cabo con la aprobación de dichos Estados. Especialmente Rusia, tendrá un papel significativo en dicha acción. Turquía ingresó en Jarablus y al-Bab con el beneplácito de Rusia e incluso con el de las fuerzas internacionales. El Estado turco está haciendo concesiones y al hacerlo está labrándose el camino. Está realizando esfuerzos diplomáticos con miras a un objetivo, por eso ha realizado todo este despliegue militar”.

ANF Images

“El objetivo de la masacre perpetrada por Turquía es obstaculizar los esfuerzos contra el EI. Sin embargo, el camino de nuestro pueblo hacia la autodefensa será implementado a pesar de quienes intenten vulnerar nuestra estrategia”.
“Desafortunadamente, algunas fuerzas aún respaldan a Turquía. El silencio de la comunidad internacional contra las acciones de Turquía no son parte de los intereses de la nación siria. Y es por esta razón que la comunidad internacional es responsable de la situación en Siria”.
“Si nuestros llamados a la comunidad internacional para fijar una postura en contra de las intenciones de Turquía no son escuchados, nuestro pueblo no tendrá otra opción que resistir”.
“Nuestro pueblo acepta fronteras comunes en el marco de la Ley internacional. Sin embargo, los ataques de Turquía continúan. Nuestro pueblo ve la resistencia en contra de esos ataques como un deber nacional”.
“Están combatiendo contra los kurdos, no contra el Estado Islámico”.

Uweyd Abu Seqir, un líder de un grupo mercenario que en el pasado operaba bajo el mando del ejército turco, dijo que éste está formando cuarteles militares en al-Bab para formar un nueva fuerza de combate.
El comandante que abandonó los grupos bajo el mando de la armada turca hace cinco días, dijo que las intenciones turcas se aclararon después de la ocupación de al-Bab: “El Estado turco quiere usarnos para ocupar nuestras tierras. Estamos recibiendo órdenes de parte de la armada turca desde el principio. Todas nuestras necesidades logísticas son cubiertas por el ejército turco. Después de la captura de al-Bab se hizo evidente que la intención de la armada turca no es luchar contra el EI, sino revitalizar el Imperio Otomano. Hubo reuniones entre el ejército Turco y EI, y después decenas de aldeas fueron entregadas al ejército por parte del Estado Islámico. El ejemplo más claro, fue la ocupación de Jarablus”

Un conflicto kurdo-árabe está siendo azuzado a través de los medios
Uweyd Abu Sequir dijo que el Estado turco está intentando provocar una conflagración Kurdo-Árabe en la región y que varias fuentes de información estaban siendo usadas para conseguir ese fin.

Nuestras demandas y llamado a la comunidad internacional

  • Afrin ha sido una de las regiones más estables y seguras en Siria durante los últimos 5 años. Con esto en mente, la ciudad ha recibido a tanta población como su cantidad original en IDPs. Las Naciones Unidad y la Coalición internacional deben garantizar que Afrin conserve su estabilidad y seguridad actual. Afrin debe ser protegida de ataques externos.
  • Afrin no es una amenaza para Turquía, no ha atacado a nadie. El Estado turco está atacando Afrin por su deseo de atacar a los kurdos y sus avances en la construcción de una sociedad pluralista y democrática. Esta realidad no debe ser ignorada y los ataques del Estado turco deben ser evitados.
  • Rusia, que es responsable del espacio aéreo en Afrin, no debe ser un mero espectador de los ataques de Turquía, y debe evitarlos.
  • Los ataques del Estado turco contra Afrin, Rojava y el norte de Siria como un todo, benefician al Estado Islámico y a otros grupos salafistas y perjudican el progreso de la operación en Raqqa. La Coalición Internacional en contra de EI debe tomar medidas al respecto, y evitar ataques de la armada turca.
  • El Estado turco es una fuerza de ocupación en Siria. La comunidad internacional no debe ser un mero espectador y debe exigir tajantemente a Turquía que retire sus efectivos militares del territorio sirio.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

II ENCUENTRO INTERNACIONAL ECOLOGÍA SOCIAL EN BILBAO

Murray Bookchin

JINWAR: ALDEA DE LAS MUJERES LIBRES

#StopErdogan

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

INTERNAZIONALISMOAREKIN BAT

Síguenos en Twitter

DATATIK SARRERAK

julio 2017
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Blogen datu estatistikoak

  • 96,123 ikusiak

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 740 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: