estás leyendo...
Eventos

LAS FAMILIAS DE KOBANE RETORNAN A SU CIUDAD LIBERADA, PERO ¿QUÉ LES ESPERA?

“Yo quería ayudar en todo lo que podía, no quise abandonar Kobane y huir a Turquía”, insiste Ramadán, un agricultor que tuvo que huir de su pueblo a principios de octubre cuando el Estado Islámico golpeó su casa con bombas de mortero. En lugar de unirse al nutrido grupo de refugiados que huyeron de Kobane, decidió quedarse y ayudar. “Además, mi vaca estaba embarazada en aquel momento”.

Ramadán dejó su pueblo en ruinas y viajó con su vaca hasta Kobane, donde estableció su campamento en un patio desaliñado en la periferia de la ciudad. Dormía en un almacén junto a su vaca. En aquel espacio la vaca dio a luz. “Para mí fue una elección simple, los combatientes necesitaban leche, y sabía que la mayoría de las vacas fueron masacradas por el ISIS. Proporcionar leche a l@s combatientes sería mi manera de apoyar a la resistencia”.

La liberación de Kobane se logró por la determinación y arrojo de l@s combatientes de las Unidades de Protección (YPG e YPJ) pero también por los numerosos actos de resistencia de hombres y mujeres decidid@s como Ramadán. Estos actos de coraje más modestos definen la batalla por Kobane. Algun@s se unieron a la resistencia armada, mientras otr@s eligieron otro tipo de lucha. 

El 27 de enero, Kobane fue liberada exitosamente. Esta victoria fue continuada por una serie de campañas victoriosas en las zonas aledañas y como resultado de ello, l@s kurd@s poco a poco van llegando a su ciudad ahora en ruinas. Durante la dura batalla tan solo unas 10.000 personas permanecieron en la ciudad, cuya población habitual es de unas 200.000. Según un informe publicado por la administración local del PYD, en la actualidad residen 35.000 personas en Kobane.

Los refugiados que regresan de Turquía están entrando a través del único paso fronterizo abierto, Murşitpınar. En el lado de Kobane, las fuerzas YPG  locales controlan la frontera entre los escombros. A finales de noviembre, esta puerta fue escenario de uno de los más devastadores ataques con bombas, cuando varios vehículos cargados de explosivos fueron detonados simultáneamente. Ahora que la batalla ha finalizado los combatientes se reúnen aquí cada día esperando el regreso de sus familiares.

Una mujer, que volvío de Turquía con  toda su familia de Turquía, declaró  a su llegada a Kobane. “Este es un momento muy emotivo. Después de tantos meses es devastador ver Kobane con nuestros propios ojos, pero la destrucción de la ciudad no es nada comparado con el dolor infligido por las vidas que hemos perdido”.        

En medio de esta ciudad destruida, la llegada de ciudadan@s cansad@s fue recibida con una mezcla de euforia y tristeza. Para muchos combatientes el regreso de sus familias ha supuesto un motivo particular de orgullo, según las declaraciones de un luchador: “Esto es por lo que hemos estado luchando, sin el amor por nuestros hijos y nuestras familias, no podríamos haber ganado la batalla”.

Poco queda para las familias que regresan

En el período inmediatamente posterior a la guerra, la ciudad parecía un pueblo fantasma. A medida que el fuego se desvanecía en la distancia, un aire enrarecido comenzó a respirarse entre los escombros. “No tener que preocuparse por los francotiradores suponía un alivio, pero nos dimos cuenta del vacío reinante en la ciudad” declaró Mustafá, un periodista local. “En cuestión de semanas, la ciudad comenzó a cobrar vida. Ahora los niños juegan libremente en las calles, sus gritos y sus risas han sustituido a los ruidos de las bombas y metralladoras”. 

Sin embargo, la administración de Kobane está luchando para hacer frente al creciente flujo de ciudadanos que regresan a su ciudad. La administración del PYD ha declarado que el 80 por ciento de la ciudad está en ruinas. En la parte central y oriental de la ciudad, la destrucción es total. El antiguo mercado, que llegó a ser el centro neurálgico de la vida de la ciudad, es poco más que un montón de escombros. La gente camina por ahí tratando de salvar algunas de sus posesiones pero no queda casi nada. Lo peor de todo, muchos no tienen hogar al que regresar.

Idriss Nassan, el viceministro de Relaciones Exteriores, huyó de Kobane a finales de septiembre y regresó a la ciudad cuando fue liberada. “Las familias cuyos hogares han sido destruidos están siendo reubicadas en las casas de las aldeas aledañas a Kobane, así como en las casas vacías de la ciudad cuyos propietarios aún no han regresad. Hemos comenzado a preparar un campo de refugiados en las afueras de la ciudad, donde se construirán unas 1.000 tiendas de campaña para 10.000 personas. Pero con la gran afluencia de refugiados que regresan, no podemos hacer frente sin ayuda externa “.

Los refugiados desesperados por volver

Kobane actualmente no tiene electricidad y existe una gran escasez de agua potable. Por otro lado los suministros médicos y alimentarios son muy limitados. Un funcionario que trabaja en el almacén declara: “Hemos tenido suficiente comida para alimentar a los pocos miles que se quedaron para defender la ciudad, pero estamos ahora estamos luchando para hacer frente a todas las personas que regresan”.

Sorprende el entusiasmos con el que l@s ciudadano@s han decidido regresar. En Turquía, el partido pro-kurdo DBP ha realizado un esfuerzo considerable para hacer la vida menos amarga a los refugiados de Kobane.  De acuerdo con un informe publicado en enero, 50.000 refugiados han sido alojados en Suruç y en los pueblos vecinos, reubicados con familias simpatizantes. Más de 16.000 refugiados han sido ubicados en los seis campos de refugiados proporcionados por la parte del DBP. En el más reciente de estos campamentos, Şehit Gelhat, l@s niñ@s caminan dentro y fuera de la entrada, jugando en el campo, fuera del campamento. En la sede del campamento fue construido un bloque de hormigón a toda prisa, ahora la administración está supervisando la construcción de unos baños públicos. L@s voluntari@s y l@s refugiad@s están trabajando codo a codo en dichos proyectos. Los residentes de los campamentos han improvisado un mercado, y existe un ambiente relajado de cohabitación.

Situación de los campos de refugiados de Kobane

“Queremos volver pero por desgracia nuestra casa está destruida”, dijo Muhammad, previamente mostrando sus fotos de su casa reducida a escombros. “Mi hermano es un luchador. Él me envió estas fotos. Muhammad y su familia están desesperados por volver a Kobane, pero sabemos que hasta que las condiciones de la ciudad no mejoren, no podremos volver”.

Image: Syrian refugees flee conflict to Turkey

refugiados Suruc


Kobane espera un corredor humanitario

Una característica inconfundible de Kobane es el orgullo con el que los combatientes y lugareños tienen por su victoria. Entre el dolor por los mártires, ha prevalecido el deseo de libertad con la que l@s combatientes kur@s lucharon contra el ISIS, sin embargo cuatro meses de lucha han marcado la ciudad y es difícil imaginar que la ciudad sea reconstruida si no se abre un corredor humanitario. 

“Para nosotros es clave, que se abra un corredor humanitario“, enfatiza Nassan. “No podemos reconstruir una ciudad entera cuando continúa el embargo.” El embargo impuesto por Turquía,  ha restringido la circulación de bienes dentro y fuera de Rojava, de los cuales Kobane es uno de los tres cantones. Esto comenzó mucho antes de que Kobane fuera  atacada por el  ISIS, y esto significa que Kobane ha estado sobreviviendo esencialmente de lo que produce, así como del pequeño goteo de productos que han introducido por medio del contrabando a través de la frontera turca. “No es posible pasar el cemento de contrabando a través de la frontera. Es vital que se abra un corredor humanitario para que los ciudadanos puedan volver a vivir de nuevo en su patria”. Estamos construyendo un campamento temporal, pero necesitamos ayuda del exterior”.

Sus vidas, gravemente perturbadas por los horrores del conflicto, continuarán siendo atormentadas por la guerra a menos que no se abra un pasillo. “Estas personas son las víctimas del terrorismo y no deben ser castigadas por querer volver a Kobane, subraya Nassan. Así que ¿por qué están siendo ignorad@s?

Yvo Fitzherbert

Middle East Eye

Traducido y editado por Newrozeke

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

#StopErdogan

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

CONFERENCIA 2017 DESAFIANDO A LA MODERNIDAD CAPITALISTA

INTERNAZIONALISMOAREKIN BAT

Síguenos en Twitter

DATATIK SARRERAK

marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Blogen datu estatistikoak

  • 93,983 ikusiak

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 722 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: